Web3

Expansión cibernética #

Las figuras de la virtualidad han evolucionado, revelando nuevas rutas de hiperconexión. Estamos en una era donde la eterealización de formas y contenidos ha generado impulsos de disrupción, emancipación y expansión cibernética. Este texto es una introducción a nuestra serie 0x, que busca aproximarse a una filosofía de la Blockchain y su incidencia en los nuevos panoramas ciberculturales, explorando temas dentro del paradigma descentralizado de la tercera red.

Web1: La Presencia Virtual de Solo Lectura #

En los años 90, con el nacimiento de la World Wide Web, se introdujeron tecnologías como HTTP, HTML, DNS e IP. Estos protocolos permitieron la creación de páginas web estáticas, accesibles mediante navegadores. La Web1 se caracteriza por su naturaleza unidireccional: usuarios accedían a la información publicada en la red sin posibilidad de interacción, marcando una transición de la representación física a la digitalización.

Web2: Centros de Interacción Telemática #

A finales de los 90, la popularización de Internet llevó a una especulación económica que culminó en el estallido de la burbuja puntocom. Sin embargo, compañías como O’Reilly Media, con términos como “código abierto” y “web 2.0”, catalizaron un renacimiento de Internet. La Web2 trajo aplicaciones interactivas, blogs, redes sociales, y plataformas multimedia, transformando la red en un espacio de creación y consumo masivo, pero también de control por parte de grandes corporaciones que gestionan y monetizan los datos de los usuarios.

Web3: La Liberación Descentralizada #

La Web3, basada en la Blockchain, surge como respuesta a la centralización de la Web2. Propuesta inicialmente por Satoshi Nakamoto en 2008 con Bitcoin, la Blockchain permite transacciones seguras y descentralizadas sin intermediarios. En 2013, Vitalik Buterin expandió esta idea con Ethereum, una plataforma que usa la Blockchain para desarrollar aplicaciones descentralizadas, eliminando intermediarios y devolviendo el control de los datos a los usuarios.

Características Fundamentales de la Web3 #

  • Eliminación de Intermediarios: La Web3 promueve una red de nodos sin un núcleo central, eliminando intermediarios y otorgando propiedad y control de los datos a los usuarios.
  • Confianza Descentralizada: La idea de “trustless” se basa en algoritmos autónomos que eliminan la necesidad de confiar en entidades humanas, enfocándose en la seguridad matemática y del código.
  • Identidad y Pseudonimato: La Blockchain permite una identidad sin mediación, donde los usuarios son secuencias numéricas (claves públicas), pudiendo operar sin revelar su identidad física.

Avances en la Web3 #

  1. Contratos Inteligentes: Los contratos inteligentes son programas que se ejecutan automáticamente cuando se cumplen ciertas condiciones preestablecidas. Vitalik Buterin diseñó Ethereum con el propósito de extender las capacidades de la Blockchain más allá de las transacciones monetarias, permitiendo la creación de aplicaciones descentralizadas (dApps). Estos contratos no necesitan intermediarios, reduciendo el riesgo de manipulación y aumentando la transparencia y seguridad en diversas transacciones.
  2. Aplicaciones Descentralizadas (dApps): Las dApps operan en una red de blockchain y son de código abierto, lo que permite a cualquier desarrollador contribuir y mejorar su funcionalidad. Al eliminar intermediarios, las dApps ofrecen servicios como finanzas descentralizadas (DeFi), juegos, redes sociales y más, en un entorno seguro y transparente.
  3. Tokens No Fungibles (NFTs): Los NFTs representan activos digitales únicos, cuya propiedad y autenticidad están garantizadas por la Blockchain. Estos tokens han revolucionado el mundo del arte digital, los juegos y otros sectores al permitir la creación y venta de activos digitales únicos y verificables.
  4. Organizaciones Autónomas Descentralizadas (DAOs): Las DAOs son organizaciones gestionadas por contratos inteligentes y gobernadas por sus miembros a través de un sistema de votación descentralizado. Esto permite una gestión más democrática y transparente, ya que las decisiones son tomadas colectivamente y registradas en la Blockchain.

La Web3 representa una revolución nominal y de datos, proporcionando una mayor soberanía digital y permitiendo a los usuarios definir y controlar su identidad y contenido en la virtualidad. Con tecnologías como los contratos inteligentes, las dApps, los NFTs y las DAOs, la Web3 ofrece un futuro donde los usuarios tienen el control total sobre sus datos y transacciones, sin la necesidad de intermediarios centralizados.